Bienvenidos a Elektrolandia…

Hola a todo el mundo…

Estoy creando este blog con el propósito de transmitir, de la mejor manera posible, todos mis conocimientos de electrónica al mundo. Esto incluye conceptos teóricos, proyectos prácticos, experimentos, utilidades de software (si los tiempos me permiten crearlos) y demás cosas que puedan surgir.

¿Por qué se me ocurrió crear este blog? Bueno, esto viene a raíz de un hecho de mi vida que considero desafortunado…

Siempre me apasionó la electrónica y su versatilidad para resolver todos los problemas de nuestro día a día. La electrónica fue incursionando poco a poco en nuestra vida a tal punto que ya no podemos vivir más sin ella. En casi todo lo que hagamos ella siempre está presente.

A la mañana, cuando nos levantamos de la cama, nos despertamos usando un reloj digital o hasta el celular con la alarma programada a la hora en que nos tenemos que levantar (porque hoy en día es muy poca la gente que se despierta con despertador a cuerda).

Luego al prepararnos el desayuno usamos cafetera, microondas, heladera y demás artefactos controlados electrónicamente. Prendemos la tele para ver el pronóstico del tiempo y el estado del tránsito antes de salir de casa. Y resulta que ese televisor es electrónica pura.

Al salir a la calle la eletrónica siempre está presente: en el control de los semáforos, en la iluminación LED de las calles, en la máquina para pagar boleto del autobus, en los molinetes del subte, en los sistemas de control de trenes, subtes y autobuses, y en muchos otros lugares más. Ella cuida que viajemos seguros y lleguemos a destino sanos y salvos.

Cuando trabajamos la electrónica también está presente: en las computadoras que usamos (porque hoy en día es raro encontrar comercios o empresas en donde no haya una computadora), en el control del aire acondicionado que mantiene una temperatura agradable en nuestro lugar de trabajo, en las fotocopiadoras y equipos de impresión de la oficina y hasta en la máquina de café de la oficina.

Y ni hablar de la industria pesada. La automatización es prácticamente obligatoria en toda industria. Aquellas que no la posean estarán condenadas a desaparecer porque no podrán competir con aquellas que sí la tengan. Pues actualmente es algo de lo más común entrar en una industria y encontrar sistemas de medición y control en todos los procesos de fabricación. Sólo así se consigue producir mayor cantidad en menor tiempo y con menor costo.

Incluso cuando estamos enfermos o necesitamos de cuidados intensivos, la electrónica está ahí presente. Porque todas las máquinas usadas en medicina (especialmente aquellas de alta complejidad) y todos los instrumentos de laboratorio de análisis funcionan a base de electrónica.

Y cuando no estamos haciendo nada y queremos divertirnos, entonces la opción de muchos de nosotros es ver una película (en casa o en el cine), o escuchar música, o jugar videojuegos, enviar fotos, videos y audios con nuestro celular, usar WhatsApp; o hacer cualquier tipo de cosas en donde la electrónica también está presente…

Entonces, por todo lo anterior, considero que la electrónica es un asunto muy importante en la actualidad. Y si está bien explotada y aprovechada, entonces hay muchas posibilidades de empleo para mucha gente; tanto de manera directa trabajando sobre los circuitos electrónicos en sí, como de manera indirecta aprovechando las ventajas que los equipos electrónicos ofrecen.

Pero para eso primero hay que perderle el miedo. Como todo lo bueno en la vida, da trabajo aprenderlo pero después de que tenemos los conceptos claros las cosas comienzan a suceder, los éxitos comienzan a aparecer. Y si a esto le agregamos creatividad, entonces nuestra capacidad de resolver problemas y de desarrollar cosas que mejoren nuestra calidad de vida se multiplica.

A mí siempre me gustó la electrónica, y me costó horrores aprenderla desde que estaba en el secundario. Sobre todo porque siempre me costó aprender matemática, pilar fundamental de la electrónica. Así y todo logré graduarme de técnico electrónico, cosa que hasta el día de hoy estoy muy orgulloso de haber logrado.

Con mi flamante diploma de técnico, decidí ir por más y me inscribí en la universidad para estudiar la carrera de ingeniería en electrónica. Pero la universidad es otro mundo muy diferente al de un secundario. Tuve el infortunio de que la universidad a la que fuí era muy mala en el sentido de que sólo nos entrenaban para memorizar demostraciones de los libros, no nos enseñaron a pensar. Aprobar cada examen era un esfuerzo sobrehumano. Se me estaba alargando demasiado la carrera y ya me estaba sintiendo agotado.

Y como si eso no fuera suficiente además nunca pude encontrar ningún empleo en donde pudiera sentirme realizado profesionalmente, en donde pueda hacer carrera. Siempre terminaba saliendo de un empleo de reparador/instalador en una empresa para terminar en otra empresa de la misma manera. Cambiaba el contexto, cambiaba el rubro al que se dedicaba la empresa, pero lo que nunca cambiaba era el hecho de no poder encontrar nunca un futuro profesional.

Yo sentía que estaba haciendo trabajo especializado, porque para reparar hay que tener conocimientos teóricos y habilidad manual para trabajar con componentes electrónicos, pero la remuneración recibida no compensaba por el trabajo hecho. Seguí estudiando y esforzándome, tal como siempre me decían los demás que hiciera, para tratar de ver esa “luz al final del túnel” que todos me aseguraban que iba a llegar y que se trataba del éxito profesional.

Pero lo único que conseguí fue frustración y estrés. Ese estilo de vida de estudiante eterno me estaba repercutiendo en la salud, ya que además de trabajar y estudiar tenía que ocuparme de mi casa. Comía mal, dormía poco y no descansaba los fines de semana. Y lo peor de todo es que ese modo de vida no parecía acabarse nunca. Fue así que después de 12 años de vivir así dije “Basta” y dejé la universidad.

Esa fue una decisión que tomé hace 6 años y hasta ahora no me arrepentí de tomarla. Eliminé un montón de estrés de mi vida, y no me costó nada dejar el cigarillo (no fumaba mucho, pero fumaba) y tuve mucho más tiempo libre. Pero dejar la universidad no quiere decir dejar la electrónica, porque yo seguí haciendo experimentos en casa. La diferencia es que aprendo a mi ritmo, a mi manera, sin rendir examen, sin ser reprobado si no sé, y sin tener que recursar materias si me va mal.

Ya sé, no voy a tener mi diploma de ingeniero. Pero eso ya no me importa. A mis 38 años ya no me veo ejerciendo la profesión. Me imagino que para estar bien posicionado profesionalmente tendría que estar varios años más estudiando duro, y una vez que me reciba hacer posgrado con todo el costo en tiempo y dinero que eso significa. Además tendría que estar dispuesto a empezar a trabajar como profesional ganando poco por mi falta de experiencia. No, gracias.

Es que en realidad no me interesa trabajar en relación de dependencia, y menos si es en empleos donde no estoy diseñando/creando como terminaron muchos de mis ex-colegas de estudio que ya se recibieron. No me interesa trabajar haciendo presupuestos o revisando pliegos de licitación. Prefiero desarrollar soluciones. Al fin y al cabo estudié ingeniería para eso.

Luego de unos años de tiempo de suspender mis acercamientos con la electrónica, de no saber qué hacer para sentirme realizado y de buscar ideas en internet, decidí crear este blog. Porque finalmente decidí que voy a ayudar a la gente a aprender electrónica, ayudarla a que pierda el miedo de acercarse, de experimentar, y sobre todo de crear circuitos electrónicos interesantes y divertidos.

Así que, querido lector, deseo de corazón que en este blog puedas encontrar cosas útiles e interesantes, tanto como para tener un hobby como para crecer profesionalmente en tu trabajo. Me comprometo a dar lo mejor de mí para lograr ese objetivo. Quiero pedirte que visites con frecuencia este sitio para conocer las novedades que coloco aquí, y también que indiqueseste sitio a todas aquellas personas que lo puedan encontrar interesante.

Un gran abrazo.

Santiago Otero.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *